Los españoles invirtieron una media de 234 minutos por día en ver la televisión

El consumo de televisión vuelve a crecer en 2010 de forma “muy significativa” para alcanzar los 234 minutos por persona y día, ocho minutos más que en 2009, según datos definitivos del análisis elaborado cada año por Barlovento Comunicación.

El estudio revela que Internet y las nuevas tecnologías no afectan negativamente al visionado de televisión tradicional. En todo caso, el mes de enero se batió el récord mensual de consumo con una media de 261 minutos por día e individuo.

Por otro lado, el consumo individual de televisión (43 por ciento del total) sigue siendo mayoritario, seguido del consumo en pareja (39 por ciento) y en grupo –tres o más– (18 por ciento), cifras similares a las del ejercicio anterio.

Por ámbitos, las regiones en las que se ve más minutos diarios la televisión son Aragón y Andalucía, mientras que Galicia y Madrid son las comunidades donde el consumo televisivo es menor.

Emisión digital

El informe destaca también la transición a la ‘emisión digital’, que se completó el pasado 3 de abril, comenzando con una nueva era audiovisual en el España, y que fue completada con la entrada en vigor el 1 de mayo de la nueva Ley General de la Comunicación Audiovisual, que fija el marco regulador del sector audiovisual, y entre otras se especifican las condiciones para las fusiones entre operadores, el desarrollo de la TDT de pago o la regulación de la publicidad en televisión.

En este sentido, en 2010 se ha configurado la primera fusión televisiva en el panorama nacional entre Telecinco y Cuatro, y TVE1 ha protagonizado su primer año sin publicidad.

Apagón analógico

Según Barlovento, con la multiplicación de canales nacidos al amparo de la TDT, la fragmentación televisiva ha alcanzado su “máximo apogeo” y las alternativas para el espectador se han multiplicado, a la hora de ver la televisión.

De hecho, señala que con el apagón analógico de abril se determinó el reparto actual de consumo televisivo por sistemas de distribución y, a partir de ese momento, casi el 80 por ciento del visionado se hace a través de la TDT, por un 15 por ciento del cable y un 5 por ciento del satélite.

Por comunidades autónomas, en el último mes del año la TDT tiene su máxima implantación en Cataluña, mientras que registra su mínimo en el País Vasco, por la incidencia del cable. El satélite encuentra en Aragón su mayor difusión, mientras que el cable lo hace en el País Vasco y Asturias


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*