Influencia psicológica de los colores: ¿qué colores tiene tu logotipo?

 

 
 
 
 
 
 
En la naturaleza, el color rojo significa alarma y es usado por los animales para ahuyentar a sus enemigos potenciales. Para los seres humanos, el color rojo tiene el mismo significado debido a la longitud de onda que posee, alcanzando con rapidez nuestros ojos.  El color que mayor contraste posee, frente al color rojo, es el verde y según la teoría del color ambos colores, rojo y verde, se complementan pues en el disco de color están uno frente al otro. 
 

En el caso de los profesionales de la publicidad es importante conocer el significado de los colores en la construcción de logotipos como parte de la identidad corporativa, envases, packaging, etiquetas de manera tal que estos sean aplicados y usados adecuadamente. El color aplicado a la publicidad tiene como objetivo no solo lograr un factor estético a través del uso de estos sino principalmente diferenciar una marca de otra en razón del uso de estos colores, sus contrastes y combinaciones así como captar la atención de los consumidores.

Una de las primeras cosas que se aprenden en publicidad y marketing, es la psicología del color. Cada color transmite un mensaje determinado. Los colores expresan tanto valores como sentimientos y tienen también una serie de características de entre las cuales podríamos destacar algunas como la capacidad que tienen de construir una imagen y apoyar su identidad visual en el caso de productos o servicios, enriquecer el lenguaje visual, impactar más en el subconsciente que en el consciente, incrementar las preferencias de los consumidores, denotar, connotar y ser un elemento predominante en la publicidad usando como argumento de ventas.  



 
Existen ciertos colores que permanecen en el leguaje publicitario como el blanco y el negro que deben ser consideramos colores por producir sensaciones y poseer significados y efectos definidos. Están también el azul, el rojo, el amarillo y el gris.  Clásicamente los colores se clasifican en cromáticos (amarillo, naranja, rojo, azul) y acromáticos (blanco, negro y gris).  
Existen algunas propiedades de los colores:


Amarillo: Se asocia con la luz. Es estimulante. Destaca por sus cualidades retentivas. Es alegre, cálido, tónico y poderoso. Si el naranja es activación de un modo práctico, el amarillo es activación ya casi de un modo demasiado inquieto. Algunos lo asocian con la locura, el estress. Si pintaras tu habitación de un amarillo brillante, probablemente tendrías serios problemas al cabo del tiempo, ya que te costaría descansar en esa habitación.

Azul: El más frío de los colores. De débil luminosidad. Acentúa el dinamismo de los colores cálidos, por lo que predomina como fondo de ellos.

 


Marrón: Mezcla de anaranjado y de gris o negro. Color de fondo. Propicia tranquilidad. El marrón se trata de un color que fácilmente se puede asociar con la tierra, los troncos de los árboles, la madera… En definitiva, todos esos elementos se podrían asociar con la naturaleza pero desde un punto de vista estático, de quietud, tal vez un poco aburrido y neutro.


Naranja: Es el color más cálido. Estimula el apetito y es placentero. El naranja se compone en parte de rojo y en parte de amarillo. Elimina la parte “carnal” del rojo sustituyéndolo por mayor actividad, mayor puesta en acción. Es decir, si el rojo se va tal vez más hacia nuestra parte más inconsciente u “oscura”, el naranja, al contener más amarillo, es más luminoso, más activo, más práctico.


Negro: Fondo sobre el que destacan todos los colores y contribuye a su intensidad. Asociado a la tristeza y depresión.  El negro es un color muy controvertido. Puede ir desde las asociaciones más tenebrosas a las combinaciones más elegantes.


Rojo: Color cálido. Domina sobre el conjunto de colores. Proyecta energía, pasión, sensualidad. Es el color más usado. Es un color vivo, potente, agresivo, llamativo. Se asocia a veces con el amor, a veces con el sexo, a veces con la sangre, a veces con la carne, con la comida. Es por lo tanto, un color que llama a nuestra parte más instintiva, por eso es tan efectivo en la publicidad.


Verde: Mezcla de un cálido (amarillo) y un frío (azul), proyecta calma y reposo. Es apaciguador y sosegado.  Es un color intermedio, entre la fuerza y actividad del amarillo y la tranquilidad y confiabilidad del azul. Es el que más se puede asociar con la naturaleza, la vida, la salud, los árboles, la hierva, lo alegre y lo fresco.


Violeta: Mezcla de azul y rojo. Cuando domina el rojo produce impresión de movimiento.


Esto explica entonces el porqué de ciertas combinaciones de colores tanto aplicados a productos como  a servicios de acuerdo a las normas para su utilización como el amarillo y el rojo en dulces o el azul en artículos de limpieza e higiene y líneas aéreas, el azul sobre blanco en envases de productos lácteos y el azul oscuro y el gris en el ramo de seguros, azules, rojos y amarillo en las tarjetas de crédito., el marrón y rojo en chocolates, rojos y azules en instituciones bancarias, etc.


Las combinaciones tienen el objetivo de hacer que los productos sean tan recordables como las marcas, reforzando la penetración visual de etiquetas y logotipos.



F: Sandra Roca Zelo      

  


1 opinión en “Influencia psicológica de los colores: ¿qué colores tiene tu logotipo?”

  1. por ejemplo un logotipo para aventura y localización de ocultamientos bajo tierra o una escuela de idiomas.

    que colores pueden usar?.

    Se me hace tu articulo muy interesante pero sobre todo no son copia de otros artículos que se ven en internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*